Sociedad

Fuerte incertidumbre en el sector turístico por la reactivación económica

Mérida, Yucatán, a 19 de mayo de 2020.- Hay mucha ambigüedad en la emisión de la señalización del semáforo para la reapertura económica del país, la pandemia está ocasionando un serio daño al sector turístico de México y podrían perderse muchos de los logros alcanzados a lo largo de los últimos años, acertó a establecer Roberto Zapata Llabres, vicepresidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio y Servicios Turísticos (Concanaco-Servytur)

Zapata Labrés, también director general de Hoteles Misión y director del Centro de Promoción Turística Empresarial (CPTE) habló para este medio de comunicación vía telefónica y señaló que, de darse la reapertura en 1 de junio, es posible que la temporada veraniega no se pierda del todo.

Pero, reiteró, no hay una dirección clara para poder establecer qué destinos turísticos podrán abrir y cuáles serán los mecanismos para poder operar.

El empresario hotelero manifestó que la regulación sanitaria no ha clarificado las condiciones y necesidades en los establecimientos turísticos para una reapertura, primordialmente en restaurantes, expuso. De por sí, desde hace muchos años se arrastran una mala imagen de bajos estándares en salud, se requiere de una mayor atención a este problema.

Se necesita un incentivo para que las empresas turísticas puedan renovar infraestructura en equipos y materiales sanitarios de mayor calidad. En muchos casos, apuntó las empresas turísticas utilizan materiales de uso profesional para sanitizar espacios y áreas de estricto control, como bodegas, cámaras frías, cocinas y áreas públicas, pero no todos las empresas pueden pagar estos productos, señaló.

La pandemia nos alcanza en un momento crítico, sostiene el dirigente nacional del sector turístico de Concanaco. El gobierno federal no tiene un modelo organizado para afrontar este problema y la Iniciativa Privada no podrá sola, el impacto económico será muy alto y está en riesgo la calidad de los servicios, un alto desempleo y la pérdida de muchos logros para el sector en las últimas décadas.

Si a esto le agregamos que, llevamos dos años sin promoción turística internacional, ni nacional tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística, la marca México se ha debilitado en el extranjero y el Consejo de Promoción Diplomática, no tiene los recursos, ni el personal adecuado, para hacer una propuesta que permita mantener la presencia turística del país, expuso.

Inicialmente el gobierno federal deberá clarificar a la brevedad el mecanismo de la semaforización, ya que cada estado ha tomado rumbos diferentes en apremio de sus necesidades económicas.

Además, deberá emitir una resolución sobre la situación del sector educativo, ya que eso permitirá establecer si habrá un periódo vacacional, expresó. De ahí, buscar mecanismos para iniciar promociones que puedan cubrir rutas cortas, de preferencia en vías carreteras.

De manera inicial, el sector hotelero debe modificar sus protocolos sanitarios y muchas empresas han iniciado mecanismos de aseo mucho más riguroso, por lo que ahora desaparecerán de las habitaciones algunos implementos que antes podían tenerse, libros y revistas de viajes. Aditamentos como: libretas y lápices en las habitaciones para uso del huésped y otros pequeños insumos, en atención a evitar contacto con personas que ocuparon una habitación, con ello minimizar contagios del virus.

Hemos pedido al gobierno federal apoyo y mayores condiciones para reactivas rutas cortas entre destinos turísticos, esto permitiría abrir de manera paulatina algunos destinos turísticos. Reducción del 50 por ciento en tarifas de casetas de peaje, cuotas más bajas por TUA -Impuesto aeroportuario- podrán incentivar a la población a retomar sus oportunidades de viaje, pero será necesario que, el gobierno respalde estas propuestas, argumentó.

El sector turístico abrirá sus líneas de reservaciones el 1 de junio, pero no será de manera inmediata una reactivación de las empresas, porque, dependerá del semáforo la posibilidad de saber la viabilidad para viajar a un sitio turístico, si aún no es completamente seguro, insistió.

Zapata Llabres  señaló que, hay muchas interrogantes sin clarificar, como es la situación de las líneas áreas, que ya de por sí estaban pasando por una situación crítica previo a la contingencia sanitaria. Ahora, deberán reajustar rutas y puntos operativos, ya que muchas de estas empresas ya no tienen la flota que rentaban, por lo que, los destinos más distantes desde el centro tendrán que insentivar sus mecanismos para hacer presencia en el mercado.

México se encontraba en el sitio 18 en captación de divisas por turistas extranjeros, hay un alto riesgo de perder casi 22 mil millones de dólares, expresó. El sector empresarial turístico requiere de apoyos e incentivos para superar esta crisis y las condiciones no son muy explicitas y las autoridades federales no han dado una respuesta clara a estas condiciones, finalizó.

Imagen ilustrativa.-

El tiempo - Tutiempo.net
Buscador
Siguenos en
Las más vistas del mes