Editorial

Las "vendedoras" chiapanecas, grave problema social en Yucatán

No se cuándo ni cómo, comenzó el éxodo de chiapanecas a Yucatán, pero ésta operación hormiga, al parecer no la detectaron las autoridades municipales y del gobierno del Estado y ya se convirtió en un grave problema social.

Nuestra entidad, Mérida principalmente, ya ha sido invadida por las chiapanecas que usan los trajes típicos de sus etnias, se dedican al parecer en forma visible a la venta de los productos artesanales, ropa principalmente de su tierra de origen, posiblemente también sean distribuidoras de drogas, pero ya proliferan alarmantemente en todos los rincones del estado y de nuestra bella ciudad capital.

Llegaron de poquito en poquito, como las hormiguitas o las ladillas, mejor dicho un cáncer social, y ahora ya son un enorme monstruo, pero no solamente son mujeres de todas las edades, incluso menores de edad, sin que las dependencias que se deben encargar que las y los menores no laboren en la vía pública y hasta altas horas de la noche, hagan algo respecto, me refiero, en primer lugar, al Sistema Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que el presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador, ya anunció que desaparecerá y habrá una nueva dependencia más efectiva y que si haga bien su labor; y a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), que descuidó éste problema, el del éxodo de menores chiapanecas a Yucatán para trabajar en las calles, desde que fuera titular de la misma la ya casi ex diputada Celia Rivas Rodríguez y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (Stps) tanto a nivel federal como estatal.

Pero no solamente son mujeres chiapanecas las que han invadido Mérida, sino que estas llegaron con hombres que son los que se encargan de vender cigarrillos pirata (delito federal) en cantinas y centros de vicio por toda la ciudad. Estos sujetos, según investigaciones, son delincuentes que huyen de su tierra, muchos por homicidio y violación, y se dedican también en nuestra ya insegura Plaza Grande, sobre todo por las noches, al "mayateo", es decir a la homosexualidad masculina.

Tanto hombres y mujeres viven hacinados en vecindades y cuartuchos, entre ellos un edificio en mal estado y semi abandonado, ubicado frente al estacionamiento del Palacio Municipal de Mérida, en la calle 63 por 62 y 64, donde funciona a la entrada una cocina económica y un estanquillo y que sirve también como bodega de las sillas de los boleadores de zapatos que trabajan en la Plaza Grande.

Lo peor de este grave problema social de la invasión chiapaneca a Mérida principalmente, se les ve en otros municipios también, es que son traídos a nuestro estado por una mafia que los contrata en Chiapas, son los que explotan a estas mujeres y que las obligan incluso a prostituirse y a filmar videos pornográficos que circulan en las redes y en sitios pornográficos con los nombres de "chamulas" y de "indígenas", según informaron a "CAMBIO DEL SURESTE" funcionarios que pidieron guardar el anonimato y de la Red Mexicana por los Derechos Civiles.

Estas mujeres chiapanecas, que ya se dedican a la prostitución en calles de Mérida, se les ve incluso por las noches vestidas con ropa normal, es decir sin su indumentaria de indígena, en las cercanías de hoteles en el parque de La Madre y en avenidas, han causado graves daños a las artesanas yucatecas, ya que éstas no pueden salir a las calles a vender su mercancía, hecha en Yucatán, porque son agredidas por las chiapanecas.

Cuando elementos de la Policía Municipal de Mérida o de la subdirección de gobierno del Ayuntamiento de Mérida (Gobernación Municipal) intervienen para detener a las chiapanecas por algún delito que cometieron, como disturbios en la vía pública, robo de celulares o algún otro delito, se arma un serio conflicto ya que la gente interviene a favor de las delincuentes chiapanecas o chiapanecos y los filman (a los funcionarios públicos) para exhibirlos en las redes o para evitar que cumplan con su misión de detener a los delincuentes.

Este problema social van a heredar, el próximo presidente municipal de Mérida Renán Barrera Concha y el gobernador también de extracción panista Mauricio Vila Dosal, esperemos que lo solucionen, ya que estas delincuentes chiapanecas causan también daños a los comerciantes establecidos de artesanías en el Centro Histórico de Mérida.

Una "operación hormiga" de invasión de chiapanecas y chiapanecos a Mérida, financiada por mafias cuyos integrantes no se conocen o no son detenidos porque pagan grandes sumas por cohechos, se ha convertido en un grave problema social en Yucatán, en Mérida, una verdadera plaga.

DAVID BARRERA CANTO.- Agosto 15 de 2018.-

El tiempo - Tutiempo.net
Buscador
Siguenos en
Las más vistas del mes
1
Congreso no apoyará iniciativa de Mauricio Vila

Mérida, Yucatán a 3 de octubre de 2018.- El gobernador Mauricio Vila Dosal empezó con el pie izquierdo sus trámites ante el Congreso del Estado para la ratificación de sus funcionarios y para

2
En Ticul, el cambio que ya se nota

Ticul, Yucatán, a 18 de octubre de 2018.- Desde que tomó posesión la actual administración municipal, se vienen realizando en la ciudad y sus comisarías tareas de limpieza con la

3
Indignación por nuevo restaurante "La Casta Divina"

Mérida, Yucatán, a 3 de octubre de 2018.- Indignación ha causado en redes sociales la apertura de un nuevo restaurante en el centro de Mérida que lleva por nombre "La

4
Vila recibirá a AMLO en Palacio de Gobierno el próximo viernes

Mérida, Yucatán a 6 de octubre de 2018.- El gobernador Mauricio Vila Dosal recibirá en palacio de Gobierno al presidente electo López Obrador y encabezarán una reunión con diputados federales y

5
ALERTA: Baja presión en el Mar Caribe ahora con 80% de probabilidad de desarrollo ciclónico

Mérida, Yucatán a 6 de octubre de 2018.- La zona de baja presión que se ubica esta mañana en el Mar Caribe, a 255 kilómetros al sureste de Puerto Costa Maya,