Editorial

Frenan en el Congreso un millonario negocio del gobernador Mauricio Vila

Por fin. Lo que nadie esperaba se dio el jueves pasado. Un grupo de diputados y diputadas de diferentes partidos, frenaron un millonario negocio que pretendía hacer de nuevo el gobernador viajero Mauricio Vila Dosal a costa del pueblo yucateco que sufre bajo su mandato, no le aprobaron un empréstito por más de 1,700 millones de pesos. 

El gobernador Vila Dosal recibió su nocaut político y de prósperos y suculentos negocios propios como sus empresas fantasma. Durante la sesión del pleno del Congreso del Estado, por 11 votos en contra y 14 a favor, no se le aprobó el préstamo que había solicitado al Congreso del Estado, ya que no logró las dos terceras partes de los votos que se requerían. Vila necesitaba un total de 17 votos, es decir mayoría calificada, para que se pudiera sacar el gordo de la lotería panista yucateca, el negocio de los préstamos y seguir endeudando al pueblo yucateco.

La senadora yucateca Verónica Camino Farjat, ya había denunciado con anterioridad en numerosas ocasiones, que estos préstamos del gobernador Mauricio Vila endeudaban al pueblo yucateco y que éstos (es decir los préstamos que se le han otorgado con anterioridad) eran manejados sin transparencia y beneficiando a los amigos.

La legisladora Camino Farjat por su postura de denunciar los malos manejos del gobernador panistaMauricio Vila le ha causado ser injuriada y criticada en redes e incluso la diputada panista, la farisea Rosa Adriana Díaz Lizama, la pretendió injuriar y ridiculizar en un debate por twitter pero terminó con la cola entre las patas, no pudo la terrateniente panista tener un debate contra los sólidos y serios argumentos de la senadora Camino Farjat.

Los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afines a Mauricio Vila, al Partido Acción Nacional (PAN) y al senador Jorge Carlos Ramírez Marín, como se esperaba, votaron a favor de la aprobación del millonario empréstito-negocio que pretendía hacer el gobernador viajero, ellos son, como publicó oportunamente este portal CAMBIO DEL SURESTE, Luis "El Corcholata" Borjas Romero, Warnel May Escobar, Lila Frías Castillo, secretaria general del Comité Estatal del PRI y Mirthea Arjona Martín, todos ellos ya enfrentan un proceso de expulsión de su partido. Lo más seguro es que refugien en el PAN.

Todos estos Judas se unieron a los votos a favor de la bancada panista que dirige Rosa Adriana Díaz Lizama, quien por cierto y para no variar con su cara de energúmena y de pocos amigos tuvo intervenciones en el Congreso, con gritos y palabras groseras ¿así se conduce una legisladora?, pobrecilla por eso le dicen farisea, el PVEM de Harry Rodríguez Botello también fue a favor y el PANAL de Luis María Aguilar, a favor del empréstito y del PAN.

El nocaut político y económico al empresario Mauricio Vila, se los dieron los diputados del PRI que fueron congruentes como Felipe Cervera Hernández, dirigente de la bancada del PRI en el Congreso del Estado y presidente de la JUCOPO, Karla Franco Blanco, dirigente estatal de la CNOP, Janice Escobedo Salazar, Enrique Castillo Ruz, Marco Rodríguez, dirigente cetemista del Sindicato de Fotógrafos de Yucatán, el diputado del PRD Alejandro Cuevas Mena y los diputados de la bancada de MORENA.

El gobernador viajero Mauricio Vila Dosal está haciendo su berrinche, está acusando a sus adversarios de "antiyucatanes" lo mismo que el PRI hizo hace algunos años con la derecha yucateca, con los conservadores y retrógrados el Partido Acción Nacional (PAN), el Frente Cívico Familiar (FCF) en el que ya figuraba Olga Rosas Moya con Guillermo Vela Román y otros más.

Vila fracasó en su intento de tener una millonada más de pesos para disponer a su antojo, en la opacidad más completa como lo denunciaron la senadora Verónica Camino Farjat y el diputado Felipe Cervera Hernández.

El gobernador Vila ha favorecido con los otros préstamos a sus amigos como la Banda de Los Moya y él mismo se ha beneficiado, pidió un préstamo en agosto del año pasado de 2,600 millones para supuesta vigilancia, semáforos y cámaras de la policía, luego otro de 1,500 millones de pesos para despensas por la llegada del coronavirus que se convirtió en una ampliación del presupuesto poor esa cantidad, un préstamo disfrazado, no le bastaba con el aumento a los impuestos que despertó oleadas de indignación entre los empresarios y otros sectores y ahora quería más de 1,700 millones para el "despegue económico" de Yucatán.

Todo eso es una farsa, una mentira, conocemos bien al gobernador, por eso lo apodan Pinocho y con seguridad el diputado del PRI Marco Rodríguez, le dijo al gobernador "que es un mentiroso". Se perdió Vila un negociazo, se lo impidieron diputados y diputadas leales, que busque consuelo en la "Paraguaya de ojos claros y divinos", en sus numerosos negocios hechos al amparo del poder o que se de un viajecito a Belice, ahí los bancos ofrecen intereses muy atractivos para sus inversionistas.

El gobernador no necesita de préstamos, que redireccione el presupuesto, que se acabe con los despilfarros, los viáticos, las plazas de privilegio y este derroche del gobierno panista.

DAVID BARRERA CANTO.- Mayo 22 de 2020.-

El tiempo - Tutiempo.net
Buscador
Siguenos en
Las más vistas del mes